¿Cómo influyen las fases de mi ciclo menstrual en el plan de entrenamiento?

Scarlett
Scarlett
  • Actualización

Tu ciclo menstrual es un proceso natural que afecta a varios aspectos de tu cuerpo, incluidos tus niveles de energía, tu estado de ánimo e incluso tu rendimiento físico. Al adaptarnos a las diferentes fases de tu ciclo menstrual, ajustamos tu plan de entrenamiento a los ritmos naturales de tu cuerpo y maximizamos tus resultados.

Aquí está un resumen de cómo cada fase afecta a tu jornada de acondicionamiento físico:

  1. Sangrado
    Es la primera fase del ciclo menstrual y suele durar entre 3 y 7 días. Durante esta etapa, es posible que experimentes niveles de energía más bajos y molestias. Es un buen momento para realizar ejercicios más ligeros, como yoga o estiramientos poco intensos, centrados en la flexibilidad y la relajación.

  2. Fase folicular
    Esta fase suele caracterizarse por un aumento de los niveles de energía y de estrógeno. A medida que sube tu vitalidad, puedes aumentar gradualmente la intensidad de tus ejercicios. Es un buen momento para los entrenamientos de fuerza, los circuitos, los ejercicios con intervalos de alta intensidad (HIIT) y para probar nuevas rutinas, ya que tu cuerpo está más dispuesto a desarrollar músculo. 

  3. Inicio de la fase lútea
    Al principio de la fase lútea, los niveles hormonales cambian y es posible que experimentes cambios en tu estado de ánimo y tu energía. Durante este periodo, es recomendable realizar ejercicios centrados en el balance y la estabilidad, como el yoga y el entrenamiento de fuerza. Estos ejercicios pueden ayudar a respaldar las necesidades cambiantes de tu cuerpo y contribuir a mejorar el tono muscular y la fuerza del tronco.

  4. Final de la fase lútea
    A medida que avanzas en la fase lútea, tu cuerpo se prepara para la menstruación y tus niveles de energía pueden fluctuar. Los ejercicios que hacen hincapié en la relajación y el alivio del estrés, como los estiramientos ligeros, el yoga y el pilates, pueden ser especialmente beneficiosos durante esta fase. Estas actividades pueden ayudar a aliviar cualquier molestia y promover una sensación de calma y bienestar. 

Adaptar el plan de fitness a tu ciclo menstrual puede ayudarte a optimizar tu rendimiento, evitar el agotamiento y trabajar de la mano con el flujo natural de tu cuerpo.

Comparte este artículo

¿Fue útil este artículo?

Usuarios a los que les pareció útil: 4 de 7

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios

0 comentarios

Inicie sesión para dejar un comentario.